...

...

martes, 31 de agosto de 2010

Granjeros "sin fronteras".‏


(Mira que mueve las manos esta chica).
En esta última gala los granjeros me resultaron más insufribles que nunca, con dos excepciones, Antonio y Priscilio.

Antonio me parece ahora mejor persona que al principio. Ver a un tiarrón como él reaccionar como un adolescente ante la mujer que le gusta consiguió enternecerme. En este programa de ritmo frenético no puedo evitar sentir que ocurren muchas más cosas de las que vemos. En el caso de Antonio, viendo su comportamiento ante Cristina, se podría pensar que ambos se conocen muy bien, que tuvieron una relación en algún momento mientras se hacían los castings o algo así. Sin embargo, cuando Antonio confiesa su amor por ella a sus otras pretendientas y ellas, sorprendidas, preguntan qué cuando surgieron esos sentimientos, él habla de cinco minutos y luego de otros cinco más a solas con ella. O sea, lo que vimos, el beso y tal. Eso me deja estupefacta. En diez minutos Antonio decide que Cristina es el amor de su vida y lo proclama a los cuatro vientos. Fue muy cómico verle correr hacia su amada con el teléfono en la oreja y besarla y abrazarla con esa entrega. Y oírle decir "te quiero", así, a la primera de cambio. Y asegurar que está dispuesto a empezar a fumar con tal de conseguirla.


Pero el caso es que me lo creo, me parece sincero. El pobre vio el cielo abierto cuando apareció ella, justo cuando ya se había resignado a intentarlo con Guasimara. Pero estaba claro que no le gustaba demasiado, la había elegido como mal menor. Desde el momento en que llegó Cristina, se transformó en otro hombre, ilusionado y feliz. La verdad es que no me extraña. Cristina parece la mujer perfecta, guapa, discreta, simpática. Lo que no acabo de entender es que puede haber visto ella en un hombre como Antonio. Pensé que en algún momento la íbamos a ver agobiada o arrepentida de haber ido a la granja, o que le pararía los pies en seguida. Pero no lo hizo, lo único que le dijo fue "conóceme primero". Por lo demás me hizo creer que podría llegar a enamorarse también. No lo entiendo pero me lo creo. Al principio, Antonio me pareció un garrulo y un insensible, pero ayer pensé que tal vez el amor sea capaz de transformarle en un hombre nuevo. 


Priscilio me cae cada vez más simpático. Me gustan su mirada desconcertada y su risa tan espontánea. Tiene sentido del humor y creo que es capaz de reírse de sí mismo. Hay algunos momentos en que parece estar pensando "¿pero quien me ha mandado meterme en esto?" y da la impresión de que él mismo se descojona de la situación tan surrealista en la que está inmerso. En otros momentos le veo agobiado y arrepentido de haberse embarcado en esta aventura. Hay veces en que me sigue pareciendo que necesita salir del armario, otras me parece un chico normal, inseguro y tímido, que no sabe muy bien lo que quiere. Y otras me parece un chulito que, junto con su extraño amigo, se está riendo de sus chicas y de todo el mundo en general.



Creo que la dominicana le gusta pero no la elegirá porque piensa que no es lo correcto ni lo que se espera de él. A mi también me gustó, a pesar de su juventud y de su corpiño mañanero. Las otras dos se pasaron tres pueblos con ella, parecían unas niñatas y creo que Priscilio se sintió un poco avergonzado de su actitud. 




Ramón en su línea, cada día más repelente. Se pasa mucho con Mónica. Ella es muy pesada y no para de quejarse de su comportamiento, pero es que tiene razón en todo lo que dice, incluso cuando asegura que no es buena persona. Lo único que no se entiende es que no haya hecho ya la maleta y le haya mandado al carajo, eso hace que pierda parte de sus razones. La francesa es muy poco interesante y Cheli tiene una cara de atontolinada (como diría la Lomana) que no puede con ella. Igual influye que esté siempre con la boca abierta, lo cual pienso que bien pudiera deberse a que no le caben en ella los dientes.


El culebrón que se desarrolla en casa de Julián se torna cada vez más hilarante. Buenísimo el vodevil nocturno entrando y saliendo de su habitación a pedirle explicaciones y a ponerle a parir. La frialdad de Silvia es aterradora, mintiendo e inventando descaradamente y sin cortarse un pelo al verse descubierta. Y las dos amenazando con irse por la mañana y esperando a ver qué hace la otra. Y quedándose ambas, ¡faltaría más!. A éstas no las sacan de ahí ni con agua caliente. El pobre Julián cada día tiene peor cara, se le ve agotado y deprimido. Creo que no le han metido a una tercera por miedo a que ocurriese una desgracia.

Sergio no es lo que parecía. Le encontré muy desagradable y muy desafortunado en sus comentarios a raíz de la llegada de la nueva. Parecía medio tonto. Su nuevo corte de pelo contribuía bastante a ello. La que también se mostró muy cambiada fue Marta. Verse de repente desplazada le cambió la expresión. Tanto ella como las de Priscilio no supieron estar a la altura de la situación y eso les hace perder puntos, por lo menos a mis ojos. En la granja de Cantabria, el cerebro mejor amueblado es el de Alba, que se mantiene en su sitio y es fiel a sí misma, quien lo iba a decir.


En cuanto a Pedro ha vuelto a mostrar el lado oscuro que le intuí al principio. Cada día le veo más guarro, con aspecto más desaseado y desagradable. Y encima ahora, también salido, todo el rato hablando de feromonas y de olores. Pero por alguna razón a Amara le gusta, en eso estoy de acuerdo con María. Aunque me llamó la atención como ésta dijo que no lo quería reconocer por miedo a lo que pensara su gente. Bueno, me llamó la atención relativamente. A ver con qué cara te presentas ante tu familia con semejante espécimen. El caso es que el hecho de que Amara diga que le hacen gracia las bromas de Pedro me parece una señal inequívoca de que le gusta y le acepta como es. Está visto que siempre hay un roto para un descosido. Pero Pedro no la va a elegir porque, diga lo que diga, el físico sí que le importa y Amara no le pone nada. Ella lo pasará mal cuando se de cuenta.
En fin, a estas alturas dudo mucho que logremos casar a alguno. Pero no puedo negar que siento curiosidad por ver como acabará esto. Y tengo la intuición de que acabará malamente para la mayoría.

viernes, 27 de agosto de 2010

LAS JOYAS DE LA CORONA, LOS RATONCITOS HUYEN.






               Otro CONCURSANTE que huye, la cosa pinta rara, como poco, la semana pasada abandono el programa MOISÉS, uno de los que más gracia le hacía a la mayoría de telespectadores. No hubo muchas explicaciones.

               Esta semana huye JULIÁN, que gustaba a más de uno y una, y lo hizo así:

ELECCIÓN:
LOMANA- “… GISEL… no lo necesites tanto… por eso no te he “salvao”…  JULIÁN pasa lo mismo… JULIÁN es… no tengo muchas cosas que decirte… quizás… no sé a veces si estás haciendo teatro… eres así de bueno de verdad o tienes un carácter muy reprimidoooo en este momento… para que todos digamos que eres perfecto… eso por lo tanto nos lo vais a tener que demostrar… y los que tenéis que quedaros esta semana a enfrentaros con vuestra inteligencia sois vosotros, JULIÁN y GISEL, o GISEL y JULIÁN”.

ANTES DE LAS PREGUNTAS:
JULIAN- “… ¡plata!... ¡vale!... antes de empezar… quisiera decir que… muchas gracias a mis compañeros, a mis profesores, y que en esta vida… yo pienso… y me han “enseñao” que hay que ser consecuente con lo que se piensa, con lo que se hace, y con lo que se dice… y ahora yo quiero dar la lección… ¿vale?...”


DESPUÉS DE LAS PREGUNTAS:
JORDI- “… ¡JULIÁN!... antes de despedirte de todos… ¡por favor!… yo creo que… merezco una explicación… ¡dámela!... ¡por favor!... me conformaré con lo que me digas… pero… ¡dame una explicación!... dime por qué te obstinas en no seguir en el programa”.

JULIAN- “… es que yo no me merezco estar aquí… es mi opinión… NI YO NIIIIIII… MI COMPAÑERA GISEL… (LA LOMANA se toca el labio, GISEL se toca la oreja y ambas miran para otro lado. JORDI le interrumpe para recordarle que ha dicho que entendía estar nominado)…  pues entonces me lo mereceré… seguramente… muchas gracias a mis profesores… gracias CARMEN y gracias a mis compañeros…”.

               Total que los ratones abandonan el barco y eso no es buena señal, desde luego una de las razones más importantes para no seguir debe ser que les pagan poco, esto es un programa para agosto, si cobrasen unos buenos eurillos aquí no se iba ni el tato, y luego lo de el encabronamiento, que parece ser la excusa principal para que ambos abandonen, al compararse ambos con LARA y, supongo, aunque menos encabronados con AZAHARA, intentando no solo decir a esos tristes "profesores", jurado y parte, a quien tienen que NOMINAR, y si no me enfado, sino hasta quien lo merece, pues les ha llevado a irse a su casita, con ayuda de los "profes" que los ponen en la casilla de salida, claro.


              Como si los tristes fuesen la última palabra, está claro como el agua que la última palabra la tiene LA ORGANIZACIÓN (ese ente abstracto que aparece en todos los “realityses”), que en la TV manda la TV.


               Si la razón es otra, no la veo.

martes, 24 de agosto de 2010

granjeritos...granjeritos...granjeritos de mi corazón...si algún día...granjeritos...no lograra poderte traeeeeeeerrrr...noooooo teeeeee creas que ya no te quiero....es que no te los pude cogeeeeeerrrrr...




¿rechazadas?

La cosa está que arde en las granjas. Hay que ver qué difíciles son las relaciones entre hombres y mujeres. Urge encontrar el manual de seducción cuanto antes. Les hace falta a todos ellos.

Lo que está claro es que a nadie, absolutamente a nadie, le gusta sentirse rechazado, y cuando esto ocurre, es curioso comprobar los sentimientos y reacciones tan dispares que se pueden experimentar.

Alba no tiene ningún interés en Sergio, lo ha dicho ella misma, que cuanto más lejos, mejor. Pero se siente mal cuando ve como él y Marta tontean dejándola al margen. Lógico. Sergio no se corta en demostrar que Marta le gusta, y Marta se deja querer. Se nota que se siente en un plano de superioridad con respecto a su compañera y yo diría que la desprecia sutilmente, sabe que no es rival, que no tiene nada que hacer. Así cualquiera. Lo suyo ha sido llegar y besar el santo, es la elegida. Alba se siente apartada y sola, no es plato de gusto desempeñar el papel que le ha tocado, seguro que preferiría irse a su casa ya, aunque intenta mantener su dignidad intentando aparentar que no la afecta demasiado.

Antonio habla claro con Raquel y ella parece tomarse bien su rechazo. Siente que tiene que agradecerle su sinceridad aunque esa sinceridad duela. A nadie le gusta que le digan "no te esfuerces porque no tienes nada que hacer". Raquel tiene que sentirse mal por dentro, aunque Antonio no le guste demasiado. Encima tiene que asumir el papel de amiga y confidente, que le da consejos para que conquiste a Guasimara. Pero es que ella también ha ido allí para conquistarle y ahora se encuentra con una situación que no esperaba y tiene que fingir que no pasa nada. Vaya papelón.

Ramón es una especie de Paquirrín cuarentón, un completo inútil en las relaciones con el sexo opuesto. Es grosero y maleducado, aunque al principio no se note tanto porque todo lo que dice lo acompaña de esa risa estúpida y bobalicona. Sin dejar de reír dice cosas como "es la peor tortilla que he probado en mi vida... ¿qué sabéis hacer bien, sabéis planchar...?" Qué tío más insufrible.

Diría que a ninguna de sus chicas le gusta nada de él, aunque Chely parece dispuesta a tragar con lo que sea. No sé si se ha impuesto como un reto el conquistarle o algo así, se la ve contenta de cualquier pequeño avance con él. En cambio, Mónica parece a punto de explotar. Dudo que esté interesada en Ramón, pero sus desprecios la ofenden y no lo puede disimular. Es muy chocante ver las imágenes en que se le ve a él, con su sempiterna sonrisa, tanto si habla bien como si habla mal de ellas, y a continuación ver a Mónica hablando de él, tan seria, con un gesto como de amargura, mostrándose ofendida y ninguneada. ¿Es posible que este hombre no sea consciente de lo estúpido que resulta, de la poca gracia que tiene y del daño que puede hacer? No lo soporto, prefiero mil veces a Antonio y su cara de vinagre.

Lo de Silvia y Safita daría para escribir un buen guión de cine. No me explico como pueden odiarse tanto. Tienen cara de amargadas las dos, y aunque delante de Julián disimulan un poco, en cuanto él no las mira les sale la mala hostia por todos los poros. Silvia es como la bruja de los cuentos, malvada, oscura y siniestra, con esa cara permanente de asco y de desprecio por el mundo y por la raza humana. Safita parece una mamporrera, una de esas luchadoras que se revuelcan por el barro. Cuando apareció en el río pillándoles in fraganti y la cámara se centró en ella, allí, observando, con los brazos en jarras, no pude evitar dar un respingo. Por un momento imaginé que al acercarse Julián, ella le apartaría de un manotazo sin mirarle siquiera, clavando sus ojos en los de Silvia y diciéndole  "tú no pintas nada aquí, esto es entre ella y yo".

(cenando y discutiendo)


No sé cómo acabarán estas dos. Me da la impresión de que a Julián no le gusta ninguna, se hace el loco, como si no se enterase de lo que está pasando entre ellas, pero creo que es porque le dan un poco de miedo. ¿Y a quién no?



 
Priscilio sigue siendo el más desconcertante de todos. Y sus pretendientas también. Se podría pensar que están pasando más cosas de las que nos enseñan. Este chico tan mono parece sensible y considerado, pero ellas no están contentas. Tal vez esperan algo más y se sienten frustradas al ver que no consiguen despertar nada en él. Es tan frío...Es como si no hubiera consonancia entre sus gestos y sus palabras. Como si no supiera poner la cara adecuada en cada situación. Le viene grande todo esto, no sabe qué hacer con dos mujeres en casa, no sabe como tratarlas. En fin, otro patético inútil. Ellas se sienten mal y se entiende. La indiferencia es la peor forma de rechazo. Las chicas reaccionan mostrándose bordes o cogiendo un berrinche tonto. Y él, sin inmutarse.
(Prisci trae el beso a la cena-cita y ella se ofende)

Y luego está Pedro, el inclasificable. Este no se molesta en disimular ni en fingir. Es un guarro y un garrulo orgulloso de serlo. No tiene ningún interés en cambiar ni en adaptarse a los gustos de otra persona. Sus granjeras también se sienten impotentes ante esta actitud, aunque éstas son más directas y no se cortan en decirle todo lo que piensan. Que total, para lo que les sirve...Me parece muy difícil que lleguen a tener algo con él. Amara es más tolerante, es posible que pudiera llegar a intentarlo, pero no sé que le veo a esta chica, que me parece que su posible interés en Pedro se debe a algún tipo de morbo o perversión...A veces lo mira como un espécimen digno de estudio (que lo es) y seguramente le despierta cierta curiosidad... Ahí lo dejo.

María, en cambio, no siente ninguna atracción por él, pero pese a todo, tampoco ella quiere sentirse rechazada. Se indigna cuando les dice que no quiere conquistarlas. Tiene gracia, le están criticando todo el tiempo, no le ven nada positivo, le echan en cara sus defectos sin contemplaciones, pero se ofenden cuando pasa de ellas. Me pregunto como sería su actitud si Pedro estuviera por la labor de enamorarlas. Pienso que se sentirían mejor consigo mismas y al mismo tiempo le humillarían aún más.
(Amara en plan transigente)


Tengo que decir, que Pedro a veces tiene cosas que me gustan. Por ejemplo, cuando fueron a visitar Toro y las chicas iban brincando y haciendo el tonto por la calle. Él se sentía violento e incómodo, esas bobadas no le van. Es de esas personas incapaces de fingir que se están divirtiendo cuando no es así. Es más de distancias cortas, creo que lo dijo el primer día, que lo que más le gustaba era hablar. Lo que pasa es que necesita encontrarse cómodo con su interlocutor, y tanto Amara como María, le juzgan y le corrigen constantemente, por eso no está bien con ellas. Pienso que lo mejor de Pedro está en su interior, pero es difícil verlo tras esa pinta de guarro, vamos, que se te quitan las ganas de profundizar, eso lo entiendo.

En fin, lo dicho, qué difíciles son las relaciones. Para acabar de rizar el rizo, el próximo día entran las terceras en discordia y puede pasar de todo. Se masca la tragedia. Huy huy huy.....





viernes, 20 de agosto de 2010

DOS COSITAS DE LAS JOYAS QUE ME DEJARON PLUFFFF, O MÁS PLUFFFF TODAVIA.




   1 -    LAS PALABRAS ESCOGIDAS POR LUCIA PARA ENRIQUECER SU VOCABULARIO Y QUE NADIE LE DIJERA NADA POR ELLO;

MAINEL: “barandilla de las escaleras”, dice ella. Todo lo más que he encontrado es una definición en la wikipedia que no dice exactamente eso pero más o menos: “…También se llama mainel a cada uno de los balustres de una escalera, balcon o balaustrada.” (http://es.wikipedia.org/wiki/Mainel).

MAJEAR: “engañar”, le dice a JORDI GONZALEZ con cara de “fíjate lo que he aprendido”. No la he encontrado ni con “g” ni con “j”, ni como sinónimo de engañar, no digo que no exista, solo que no la he encontrado. Algo parecido, pero que no es lo que ella dice y JORDI repite, podría ser MALEAR.

MAJUNCHE: “de calidad inferior”, se observa hasta el momento que la chica ha seguido el DICCIONARIO desde la pagina por el que lo abrió, y con esta palabra vemos que el DICCIONARIO que maneja es el VENEZOLANO, que debe haberle prestado la MISS, ya que he podido encontrar la definición en una pagina que se llama “LA CHULETA VENEZOLANA” y que nos dice que significa, más o menos, como ella dice: “de mala calidad”.

LAZARETO: (esta es de otra pagina, jejeje), “establecimiento hospitalario donde se aísla a las personas que se detecta que pueden tener una enfermedad, o que ya la tienen”. Y pasa a otra palabra sin más. Ese ya me suena, como algo antiguo, pero me suena, y si esa es su definición pero a mas crudeza hablan de enfermedades contagiosas, ¿como es posible que entre todo un diccionario se parase en esta?, ¿que fuese esta la que le llamo la atención?, ¡en finnnnnn!

CON SU VENIA: “con su permiso”, este grupo de palabras se le quedaron marcadas a fuego antes del diccionario, no es ya que haya superado tercero de derecho, es que ni películas sobre juzgados ha visto.

BABIECA: “bobo”, dice con rotundidad. Pues sí, esta palabra, que yo no hubiera utilizado antes de ayer, parece ser que es sinónimo de bobo.

¿LICANTROPÍA?: (le pregunta JORDI GONZALEZ), “la creencia popular de la transformación del hombre en lobo”. (Se levantan los aplausos empezados por JORDI), y yo me pregunto: ¿me he perdido algo?, ¿es por LARA?, ¡que malos!


      CARMEN LOMANA le comenta que ha aprendido palabras que ella no conocía, y como ejemplo pone la de LICANTROPÍA (la única que podría sonar junto con lo de la venia), y continua diciéndole que podía haber aprendido algunas un poco más normalitas, la cosa queda en graciosa y así dejan a la pobre muchacha sin explicarle que no son de uso corriente, ¡vaya profes!

 2 -    LARA SE AFEITA TODA LA CARA; no será, supongo, la única mujer que lo hace, cada uno sabe lo que le toca para presentarse en la sociedad que nos rodea, ella se ríe, lo cuenta como lo cuenta todo, como una gracia llamativa, distintiva, algo que la hace diferente, y se ríe, pero a mi me da que pensar que no es algo que le hubiera gustado enseñar, no sé como será pero, supongo, que no es plato de gusto para un MUJER AFEITARSE LA CARA Y QUE PUEDA SER VISTO POR GENTE DE TODA ESPAÑA, cuando tomo la decisión de entrar supo que era algo que no podría mantener oculto, o si le dieron la oportunidad como es tan chula dijo que no le importaba, o realmente no le importa, y me pregunto: ¿por qué lo han sacado en el programa?, si: ¿le habrán ofrecido dinero para mostrar esa intimidad?, porque… habrá otras intimidades en esa casa que no se sacan, en fin, a ella la sacaron y ella “se rió”, lo mismo se vieron con derecho a sacarlo por hacerlo delante de otro compañero, ya se sabe si en la ducha se meten dos son imágenes que se pueden poner, en finnn.


     “… ¿sabéis lo que voy a hacer?... afeitarme la cara…es que por la noche me convierto… jahahaja... por la noche me convierto en hombre… jeeheh… hjhihi…”.

     En platón JORDI GONZALEZ le pregunta y ella… “¿se ríe?”. A LA LOMANA le dice: “… es que es más rápido…”, y cuando le pregunta si no le resulta antiestético verse afeitándose como un hombre, LARA le contesta: “... no… no… a mi me da lo mismo…”.



    OTRA COSA RARA FUERON LAS GANAS DE MARCHARSE DE MOISES, seguro que no nos enteraremos de nada.


lunes, 16 de agosto de 2010

GRANJERO... BUSCA... Y NO ENCUENTRA.




Del programa de ayer podría decirse que no hay mucho que contar, no han ocurrido cosas de interés en las granjas, vamos, no han ocurrido cosas. Sin embargo, se pueden entresacar un montón de detalles de lo más llamativo.



Se confirma que Pedro es el gran protagonista de esta historia, un personaje asombroso y genuino. Al principio me pareció adivinarle un lado oscuro, pero ya lo estoy dudando. Creo que es un buen chico, humilde, noble y sencillo. El problema es que además es un simple, que no es lo mismo que sencillo. Por un lado tiene esa sabiduría elemental de la gente de campo que le hace decir cosas incontestables. Por otro lado, es un chico sin inquietudes, convencido de que su modo de vida es el correcto y el que le hace feliz, cerrado a aprender y mejorar. Vale, es  de admirar ese conformismo ante la vida, de aceptar lo que uno es y lo que tiene, pero Amara tenía razón cuando le dijo que tenía que ser un poco más ambicioso en el buen sentido. No hay nada de malo en desear una casa mejor, unas condiciones de vida más cómodas... Es difícil que una chica de hoy en día acepte vivir como él vive.



Eso sí, este muchacho lo primero que tendría que hacer y con urgencia, es cambiar sus hábitos de higiene. Por favor, si ni siquiera sabe cepillarse los dientes, miraba el cepillo como si fuera un artilugio diabólico. Menos mal que logró convencerlas de que con dos veces al día era suficiente. Y el cabreo que se adivinaba en sus palabras cuando dijo “cómo se me estropeen los dientes por andar hurgando en ellos…”



También hay que destacar ese relato de su viaje a Londres, que fue por un euro y volvió por un euro, y visitó “sitios de Westminster”. Adorable.



El trio formado por Julián, Silvia y Safita me resulta de película. Vaya ojo tuvo éste para elegir chicas. Son dos arpías. No hay un momento en que  olviden su rivalidad, las dos se emplean a fondo para conseguir la atención de su granjero, están dispuestas a pisarse la cabeza si hace falta. Las dos critican los métodos de la otra y se burlan de las tácticas de su rival. Safita pensó que ya lo tenía todo hecho, después de la actitud negativa de Silvia los primeros días, pero se ha llevado un buen chasco. Silvia ha decidido pasar a la acción y no se corta en reconocer que es por joder a Safita.  La impresión que me dan es que ahora mismo ésa es la prioridad de ambas y que Julián les importa un pito. Sobre todo a Silvia, que cada vez que habla de él lo hace de forma bastante despreciativa, como si todo lo que hace la pusiera de mal humor. Vamos, por momentos diría que lo aborrece. O más bien, que aborrece a todo el género masculino. Me pregunto para qué se apuntaría a este concurso.





Y qué mala es, con que frialdad y mala entraña dijo lo de las inmigrantes, o sea, pelandruscas de todas las nacionalidades, que venían porque había hombres dispuestos a mantenerlas. Sin cortarse un pelo. Qué mala.





Me hizo mucha gracia, casi al final del programa, cuando Julián dice que ambas se critican bastante entre sí pero que no cree que sea por rivalidad entre ellas. Que Dios le conserve la vista.


 
Del resto, destacaría a Sergio y su incipiente tonteo con Marta. Creo que éste ya ha descartado a Alba, que al principio le gustaba pero ha visto que es una cría. Alba tuvo también un par de momentos estelares, cuando dijo que en las granjas que ella conocía no había mierda y cuando pensó que debía usar el tridente como un tenedor jajaja, que mona. 

Veo factible una relación entre Sergio y  Marta. Los dos tienen ganas de enamorarse y creo que hacen buena pareja. Las miraditas durante la cena que tuvieron a solas me parecieron bastante reales y elocuentes.




 
Antonio y Ramón han elegido también chica, ya tienen preferida. Aunque veo más probable que las ranas críen pelo que estos dos encuentren novia. Son insensibles y poco detallistas, pero sobre todo son inmaduros e inexpertos.



Ahora viene la parte más complicada para todos ellos, tener que convivir con las dos cuando les gusta claramente una. Aquí se destapan todo tipo de sentimientos entre ellas, que no tienen que ver  necesariamente con el amor pero sí con el orgullo herido. En la primera edición hubo un par de casos sangrantes en este sentido.


El único que no parece demasiado interesado en sus chicas es Priscilio, y eso que las suyas son las más atractivas y las más normales. No le veo interés en ninguna.  Es un tipo muy raro. Además es que no me parece ni siquiera granjero ¿no será éste el impostor? Tiene unos andares extraños, como si no estuviera acostumbrado a esas tareas. Y tiene una mirada entre pícara y sorprendida que me gusta, pero  me da la sensación de que me miente. Este no es trigo limpio.




Para terminar, una recomendación, que alguien les diga a las chicas que las sandalias no son el calzado óptimo para limpiar cuadras, mejor con botas de goma altas. 


Y por último, un recuerdo para esa escena donde se ve a Pedro untando la espalda quemada de Amara con vinagre, ella le dice “más abajo”, y suena una música como de "Nueve semanas y media" mientras él le baja los tirantes…. Y cuando acaba le suelta “hala, ahora ya maceras”. Qué románticos son estos granjeros.








domingo, 15 de agosto de 2010

GRANJERO BUSCA... SIN DAR NADA.

   Una entrada, una foto y un corte de mangas, todo en una.





     

      Aprovecho para saludarte también aquí YORYA, que sigas unas felices vacaciones y que no te pique la dichosa mosquita.Un BESOTE.











lunes, 9 de agosto de 2010

GRANJERO BUSCA... ALGO.


 MALTISSA dice…
 

Este programa llama a engaño desde el principio. Desde el título, que no puede ser más bucólico, Granjero busca esposa, hasta esa Luján con vaqueros, camisa de cuadros y coleta, tan campestre ella. Nos ponen imágenes de los pueblos donde se desarrolla la acción, con sus amaneceres y sus bonitos paisajes y me entran ganas de estar allí. Una se imagina a estas aspirantes a granjeras levantándose temprano, sentadas ante una mesa con un suculento desayuno, huevos fritos, bollos y leche recién ordeñada. Y después dirigiéndose a la faena con una sonrisa en los labios, atendiendo a unos animales dóciles y limpísimos, recogiendo huevos con un cestito y correteando alegremente entre las cabras de camino a los pastos. Y al final del día, retozando con su granjero correspondiente, un hombre rudo pero atractivo, sobre un mullido colchón de hierba.
 
Pero qué va. Bastan unas imágenes de su realidad diaria para que la poesía se convierta en prosa. Se arrastran fuera de la cama con ojos legañosos, como cualquier hijo de vecino; con suerte no se ha terminado el gas y se pueden dar una ducha y les ofrecen como desayuno un paquete de pan Bimbo caducado. Al poco rato descubren que las cuadras huelen mal, que hay boñigas por todas partes, que el trabajo es duro y repetitivo y que no hay manera de conservar el glamour una vez metidas en ese ambiente. Que sus granjeros en general, son hombres poco sensibles y detallistas, que lo que buscan es una mujer que sepa trabajar y acepte vivir esa vida. O que son unos cerdos que ni se lavan ni tienen intención de hacerlo, o unos inmaduros acostumbrados a que sus madres les hagan todo y que no tienen ni idea de como tratar a una mujer. Y descubren también que si te tumbas sobre la hierba seca te llenas de picores por todo el cuerpo.
 
En fin, que no les arriendo la ganancia. Lo fácil es decir que son unas busconas y unas aprovechadas. Voy a dejar a un lado el hecho de que lo más seguro es que alguna busque fama y no tenga ninguna intención de formar pareja por medio de este programa, y voy a creer en lo que dicen. Voy a creer que realmente el granjero que han elegido les gusta, que de verdad quieren conquistarle y de verdad se plantean integrarse en ese mundo. Si fuera así, de aprovechadas, nada. Más bien sería al revés. Cualquiera de los granjeros podría darse con un canto en los dientes si una de estas mujeres aceptase vivir con él. En general, la impresión que me da es que ellas son demasiado mujeres para ellos.
 
Para mí, de momento el protagonista es Pedro. A este niñato seguramente le habrá apuntado a esto su madre, o su hermana,  sabedoras de que el chaval lo tiene crudo para encontrar novia por los cauces normales. Es un inmaduro que no sabe nada de las mujeres. Me parece increible que reconozca abiertamente que no se cepilla jamás los dientes y que encima insista en que no tiene intención de hacerlo. Que asco. Bueno, viendo como tenía la boquilla de la cantimplora...¿Y no dice el tío que a él le gusta el agua añeja? Si no lo veo no lo creo.
 
Antonio es un cenutrio, en todos los sentidos. Espero que esas dos mujeres que ha elegido, de fuerte personalidad e ideas claras le den un buen repaso y le digan cuatro cosas bien dichas. Veo difícil que se enamoren de él, porque además me parece un simple, un ignorante y un aburrido.
 
Ramón, la primera vez que lo vi, prometía más. Se vendió como un hombre virgen y totalmente inexperto, y no sé por qué no me lo creo. No es que sea demasiado espabilado, pero le veo una malicia que me hace pensar que es otra cosa. Tiene pinta de señorito andaluz. Es el que menos me llamó la atención ayer. No le encuentro ningún atractivo y me cae bastante mal.
 
Luego tenemos al gran enigma, Priscilio. Vamos a ver, sin bromas. Este tío es gay. Pero de los gays de toda la vida. Mi única duda es si él lo sabe o no. La conversación que tuvieron ayer sobre lo de salir del armario, la presencia sempiterna de su amigo, los gestos, las miraditas, las sonrisas...Todo ello me hace pensar que es un farsante, aunque no alcanzo a ver qué es lo que pretende. Puede que quiera buscar una mujer para callar las bocas de la gente. Ayer reconoció que solían pensar eso de él. Pero me cuesta creer que esté dispuesto a tal cosa. Es un chico joven, ¿qué prisa tiene por encontrar novia? Aparte de que no le haría falta hacerlo en la tele. Si convence a estas dos pretendientas de que es hetero, también puede lograrlo con cualquier otra chica. A lo mejor quiere demostrar a todo el mundo, a toda esa gente que duda, que a él le gustan las mujeres. Pero lo encuentro todo un poco enrevesado. Por eso me parece más lógico pensar que no acepta su homosexualidad, por el motivo que sea. Quiere que le gusten las mujeres, aunque en el fondo de su corazón sabe que está enamorado de su amigo. Bueno, sería bonito que saliera del armario en directo, que en el último programa se casase con el amigo y las dos chicas, después de haber sido sus confidentes y consejeras, hicieran de damas de honor. Ainsssss, qué romántico. Pobre Priscilio, igual resulta que no hay nada de esto, pero me es imposible imaginar un final distinto.
"los amigos"... "la mirada"... "las madrinas".
Menos mal que tenemos también a Sergio y a Julián, que me hacen recuperar un poco la fe en el mundo rural. A éstos se les ve chicos más normales, es posible que su forma de vida sea como la de los otros, pero al menos ellos saben que hay otro mundo ahí fuera, donde la gente evoluciona y progresa. Sus ideas parece que son más acordes con los tiempos que corren. Julián me gusta más físicamente, pero me da que va un poco de listillo. Sin embargo, a Sergio no le vi nada que me disgustase, me parece un chico simpático y sencillo.
 
De las pretendientas no me apetece despellejar a ninguna todavía, principalmente por lo que decía antes, todas me parecen mejores como mujeres que ellos como hombres. Quizá las excepciones sean Alba, porque es una pava, lo cual no es extraño con dieciocho años que tiene. No creo que tenga ningún interés en buscar pareja, mucho menos en hacerse granjera. Y la otra excepción es Silvia, la pánfila que quería irse ya la primera noche. Me pareció insoportable, reclamando atención a cada momento y poniendo pegas a todo. Y todo el rato con cara de mártir, como si estuviera sufriendo lo indecible. No entiendo qué pretende con esa actitud. A lo mejor, destacar en algo, en lo que sea, aunque sea haciéndose la víctima. Va a durar ahí dos telediarios.
 
A pesar de todo, a pesar de los engaños, de los farsantes y del fin último de cada uno de los participantes, el programa tiene cierto atractivo y no descarto que alguien se enamore realmente, que alguien sufra un desengaño y que de aquí salga alguna pareja. Creo que puede ser interesante observar como evolucionan.
 
Tampoco descarto que veamos una transformación al estilo Jekyll y Hyde protagonizada por Pedro. Este muchacho tiene un no se qué indefinible que me inquieta bastante. Veremos.

ANTONIO y su chasco.

va-riendo va-riendo

va-riendo va-riendo