...

...

martes, 28 de septiembre de 2010

PEKIN “ESTRESS”


RAQUEL SANCHEZ SILVA y EL DRAGÓN.
 

Después del aburrimiento soporífero de Las joyas de la corona y del transcurso apacible y sin incidentes de Granjero busca esposa, llega la acción trepidante de Pekín Express. Esto sí que es una aventura en toda regla, un concurso donde los participantes tienen que buscarse la vida sí o sí. Aquí no pueden tirarse a la bartola esperando que la organización les de una recompensa que les permita ir saliendo del paso, como ocurre en el caso de Supervivientes.


La idea de Pekín Express es buenísima. Soltar a unas cuantas parejas en medio de un país desconocido, sin más dinero que un euro por día, y que se las arreglen para llegar al destino marcado. Tener que conseguir transporte, comida y cama, sin hablar ni una palabra del idioma. Tener que ganarse la confianza de las gentes que se van encontrando para conseguir su ayuda...Y mientras, competir entre ellos, intentar ser los primeros en llegar a la meta. Es lógico que en esa situación vivan múltiples anécdotas y vicisitudes. Y el tratamiento que da CUATROº a este programa hace que el ritmo sea frenético y estresante.



De este primer día me gustó la forma en que dieron el pistoletazo de salida, cuando iban tan tranquilos en el tren, pensando tal vez que cuando llegasen a destino tendrían tiempo de enterarse de todos los detalles de la aventura, que les explicarían todo con calma y que podrían resolver cuantas dudas que tuvieran al respecto. Y de repente les dicen preparados listos ¡ya! y no les queda otra que ponerse a correr casi sin saber a donde van ni qué tienen que hacer. Por Dios, que “estress”.

Las parejas no están mal, así a primera vista. Hay un poco de todo. Es inevitable que la mayoría nos recuerden a otras parejas que ya pasaron por allí, pero supongo que es normal que se repitan patrones. Aún no les conozco mucho. Los agricultores manchegos me han caído bastante “en-gracia”. En principio la ruta del dragón parece el último lugar del mundo en el que se me ocurriría ubicarles, pero pienso que pueden salir airosos de esto.  En cambio, me cayeron mal la pareja de desconocidos, o sea, los que no eran pareja. Me pareció desagradable que él se definiera como un perro de presa y que ella contase que tenía sus propias armas para conseguir sus propósitos mientras veíamos un video en el que se paseaba en bikini por la playa.

Lo que menos me gustó en general, fue darme cuenta de que se ha perdido la frescura y espontaneidad del primer año, cosa inevitable, claro está.  Me pareció muy fuerte que ya en el primer día de viaje algunos se mostrasen tan maleducados y nerviosos. Dando empujones a los vietnamitas que se cruzaban en su camino e insultando  a quienes se negaron a ayudarles. Esto el primer año hubiera sido impensable. Recuerdo como en las últimas etapas perdían a veces los nervios y las formas, pero era en momentos puntuales, después de mucho tiempo pasando penurias. Sin embargo, éstos me dieron un poco la impresión de ir dispuestos a montar follón, a pasar por encima de quien sea para ganar, y a dar espectáculo.

Me gustaría que fuesen más educados y respetuosos con las gentes del país en que se encuentren. Que se pongan en su lugar y entiendan que es normal que haya gente que no se fíe de unos extranjeros enloquecidos que se dirigen a ellos gesticulando, gritando y exigiendo cosas. Que se muestren agradecidos con quienes sí les ayuden. No puede ser que te ofrezcan una habitación para dormir o un plato de comida y que mires todo con cara de asco.

Acabamos de empezar y ya han expulsado a la primera pareja. Un matrimonio que se apuntó a esto para salir de la rutina y que el día de mañana podrán contar a sus nietos como un monje vietnamita les expulsó de un templo porque olvidaron que allí estaba prohibido besarse. Algo es algo.

En fin, supongo que se nota que no me he enterado de gran cosa en este primer programa. Reconozco que me cuesta seguir este ritmo, va demasiado rápido para mí. Aunque es atractivo el contraste entre las carreras y la agitación de los concursantes y ese aire de misticismo que intenta transmitir Raquel Sánchez Silva, cuando habla de la estirpe del dragón, de cómo deben atrapar el espíritu del animal mitológico.... “Be water my friend...”. Algo así.



Escrito por Maltissa, fotos por acrata.

domingo, 26 de septiembre de 2010

PEKIN EXPRESS, LOS CONCURSANTES.



RAQUEL SANCHEZ-SILVA.
RAQUEL SANCHEZ SILVA, Directora de Carrera, comenta en unos de los videos de CUATROº que hay una pareja que te mondas, mezcla de los mejores dúos de humor del panorama televisivo.

Dejo detalle de los CONCURSANTES de la web de CUATROº.





martes, 21 de septiembre de 2010

TÚ A LA GRANJA, YO A LA CIUDAD.


LUJAN ARGÜELLES al principio y al final del programa. ¡me encantó ese último vestido!
Ayer asistimos al final de Granjero busca esposa. Un final relativamente feliz, si tenemos que creer en lo que nos contaron. Porque si hacemos caso a Luján esta es la edición de la que han salido más parejas. Vamos, que exceptuando al bandarra de Ramón, todos los granjeros han encontrado novia. Julián y Silvia, Priscilio y la otra Silvia, Pedro y Amara, Sergio y Marta, Antonio y Cristina. El programa ha cumplido sobradamente su cometido. Y fueron felices y comieron perdices. Fin.

Pero el caso que no nos hemos creído nada de este final. Un montaje puro y duro para mantener las apariencias y el formato. La realidad me la imagino bien distinta.








Antonio y Cristina parecen estar iniciando una gran historia de amor. Amor a primera vista, un auténtico flechazo. A él se le cae la baba cuando la mira, se le transforma la expresión, está loco por ella. Cristina es tímida, de mirada esquiva, se diría que es una mujer enamorada abrumada por las atenciones de su hombre. Ha aceptado un anillo de compromiso y le ha dicho que sí, que en dos semanas se va a vivir con él. Pues que bien. Pero que raro todo. En cada momento me ha dado la impresión de que decía sí cuando estaba deseando decir no. De que aceptaba un beso cuando lo que deseaba era salir huyendo. De que le pedía paciencia porque lo que quería era ganar tiempo, buscar la manera de salir del embrollo. El último día él le pide que se vayan a vivir juntos y yo pensé que ella diría que cuando pasasen unos meses, un año, que mientras podían visitarse mutuamente y ver si realmente la cosa podía ir hacia adelante. Pero me volví a equivocar. Ella le dice que sí, que en quince días. Y me pregunto por qué.

Si estuviéramos en otros tiempos, en el siglo pasado, hubiera pensado que la chica está embarazada, que el responsable no quiere saber nada y que ella para evitar habladurías, busca una salida, un tonto a quien cargarle el muerto. Si fuera extranjera, pensaría que le urge legalizar su situación, que necesita papeles y tiene que recurrir a un matrimonio de conveniencia. Y yo me pregunto ¿por qué se me ocurren estas cosas? Pues por la actitud tan extraña que ha tenido desde el minuto uno. Me da la sensación de que Cristina está haciendo algo que no quiere hacer porque tiene algún problema y necesita urgentemente una solución. Y Antonio puede dársela. Esta es la realidad que me imagino, son cosas mías, no puedo evitarlo.

Pedro sabe de sobra que no tendrá nada con Amara. No le gusta, no hay atracción. Pasados los primeros momentos de tristeza al ver partir a las chicas, ha vuelto a su rutina y de sobra sabe que si quiere pareja tendrá que seguir buscando por otro lado. Si María estuviera dispuesta, no le haría ascos a un rollito con ella pero María nunca lo ha mirado como un posible compañero. Sin embargo, Pedro ha sido uno de los grandes protagonistas de esta edición y presentarse el último día con sus chicas, y tener que admitir que de no había nada de nada con ninguna...no sé, parece un final demasiado soso. Así que me imagino que los responsables del programa les han animado, tanto a él como a Amara, a que pusieran algo de su parte para que quedase más bonito, más redondo. Veo a Luján diciendo "venga chicos, pero si hacéis muy buena pareja, por qué no lo intentáis, venga va...y os dais un beso para que sea más creíble... ¿no? bueno, pues un piquito aunque sea... Total, si no cuesta nada y así la gente se queda contenta..." Y así fue. No había más que ver esos picos, que parecía que los labios se repelían en vez de atraerse. Amara tampoco va a sufrir por este desengaño. Supongo que en su entorno le harían ver lo absurdo de esa relación.

Priscilio ha claudicado. Ha dejado de luchar consigo mismo y después de consultar con su madre, ha terminado por creer que está enamorándose de Silvia. Parece tener fe en esa relación. Silvia no sé. Bueno, no la veo mal. Prisicilín es guapo, buen chico, tiene una posición bastante desahogada. Y a ella seguramente le apetece dar un cambio a su vida ¿y por qué no con este granjero sensible y atractivo? En el programa se han felicitado, qué suerte, una pareja que parece surgir de forma espontánea. 



"... siendo un hombre… supuestamente
¿vale?...es una polilla… que abra las alas…
¿vale?... y que se vaya volando como una
“MARIPOSA”…”.
Por un momento debieron temer que Elisa les desmontase esta historia, así que no han tenido más remedio que inventarse algo para que no asistiera el último día. Porque a ver quien se cree que ella no quiso ir. Seguramente tenía una buena preparada para ese día, enfrentándose a Priscilio y sacándole del armario por la fuerza. Supongo que por un momento los de Cuatro lamentaron no ser Telecinco. Ese hipotético momento de Elisa llamando a Priscilín "maricón de mierda" hubiera sido un puntazo. Pero no se atrevieron. Si lo hicieran la próxima edición se llenaría de personajes así, que solo irían a montar movidas. En fin.



A Julián también debieron de aleccionarle para que admitiese su incipiente amor por Silvia, pero no lo convencieron del todo. Es tan soso el pobre. Ella estaba dispuesta a cumplir con su parte, a reconocer que estaba enamorada y que iban a intentarlo. Qué menos que él hiciera lo propio. A Silvia le hubiera encantado que él le hiciera una declaración en toda regla, que se mostrase más interesado que ella, que la mirase con ojitos. Pero no lo consiguió. Tenía cara de estar pensando "este tío es imbécil". Bueno, en realidad esa cara la tuvo desde el primer momento. No creo que estuviera interesada ni lo más mínimo en Julián, pero le molesta que él tampoco lo esté en ella. Con lo que ella es y lo mucho que se merece.

Las pretendientas de Ramón estuvieron muy suaves en sus críticas hacia él. Esperaba que se despachasen a gusto pero fueron comedidas. Y no puedo evitar ver también ahí la mano del programa. Me imagino que debieron decirles "hablad mal de él, pero no demasiado. No vaya a ser que él también se ponga a hablar de nosotros y saque cosas que no nos interesa que saque". Qué mal pensada soy.
Las ausentes.

Y por último, a Sergio lo dejaron plantado como una margarita. Las tres. Cuando las llamaron para preguntarles si asistirían a ese último encuentro, Elena seguramente les dijo que por ella podía ir a tomar por saco. Alba justo ese día tenía hora para darse las mechas en la pelu. Y Marta estaba muy ocupada. ¡Uf, vaya fiasco!. Total, que no tuvieron más remedio que suplicarle a Marta que aceptase una visita en su ciudad, "¡anda mujer!... qué te cuesta, si solo tienes que dejarte grabar una vez más, tú pones buena cara y ya está... ¡por fa por fa!, que no tenemos programa...." Y ella, que es buena chica y tiene aprecio a Sergioal final aceptó. Tenían pensado que él le regalase también un anillo pero ella dijo que ni hablar, que no se pasaran. Entonces, después de pensar un rato, se les ocurrió que podía darle las llaves de su casa, como muestra inequívoca de amor, mi casa es tuya, o algo así. Mira tú que tontería. ¡Bah!, quedó un poco chusco y todos se dieron cuenta. Así que en un alarde de originalidad, y como aun les faltaba tema para diez minutos de programa, decidieron que sería graciosísimo que dieran un paseo por Barcelona y que Sergio actuase como una especie de Paco Martínez Soria, "huy que edificios tan grandes, eso qué es ¿la Sagrada familia? qué raro construyen aquí, cuántos coches, qué barullo de gente, quita quita, donde esté un rebaño de cabras...."

Y así, a lo tonto, a lo tonto, consiguieron poner fin a esta pantomima. Ainssss, que bonito es el amor.



Escrito por Maltissa, fotos por acrata.

sábado, 18 de septiembre de 2010

DIAMANTES EM(BRUTECIDOS). ¡JOYAS! ¿QUÉ JOYAS?



Me parece que no he escrito ningún comentario sobre las Joyas de la corona, pero hoy me apetece hacerlo. No sé muy bien qué acabaré diciendo, no tengo una idea muy clara de lo que ha sido este programa o de lo que ha intentado ser. Pero me ha dejado con una sensación incómoda, voy a ver si consigo transmitirlo.

Igual parece una tontería en estos tiempos en que estamos más que acostumbrados a ver de todo en la tele, pero con Las joyas tengo la impresión de que se han superado algunos límites. Para mal, obviamente. Me ha parecido... indigno, tal vez por la juventud y la ingenuidad de los protagonistas. Cuando empezaron a hablar del programa me imaginé una cosa totalmente distinta. Un grupo de jóvenes de hoy en día, ignorantes y maleducados, a los que se les darían las directrices para cambiar de vida, para enfrentar el futuro desde otra perspectiva. No sé que tipo de clases imaginé que les darían, tal vez nociones elementales de civismo y modales por un lado, y nociones de cultura general, pero no exactamente datos concretos, sino algo más global. Es evidente que en un mes no van a adquirir conocimientos de ningún tipo, pero a lo mejor sí se puede conseguir que abran los ojos a nuevos horizontes, que se planteen o se replanteen los estudios, la lectura... En definitiva, que se den cuenta de lo que no saben y de lo limitados que van por la vida.

En vez de eso los meten en una casa a la que llaman mansión. Les cambian la facha, les quitan los piercings y todo tipo de accesorios que puedan definir su personalidad. Los visten de señoritingos y señoritingas, los maquillan y les disfrazan. Intentan hacerles creer que de esa forma tendrán más éxito en la vida. Intentan familiarizarles con el lujo y el glamour. Los profesores pierden el tiempo en enseñarles a maquillarse o a realzar la figura eligiendo el vestido apropiado. Se hacen cruces de que sus alumnos no sepan distinguir entre un vestido de noche o uno de coktail. Amos amos...

Me parece muy bien que quieran enseñarles a comportarse en la mesa, buena falta les hace. Ahora bien, digo yo, sería mejor insistir en los buenos hábitos de toda la vida, esto es, usar correctamente el cuchillo y el tenedor, no masticar con la boca abierta, no hablar con la boca llena, no sorber la sopa... Pero en vez de eso, les  sientan en esas mesas principescas, con veinte cubiertos y una docena de copas, para hacer que se sientan paletos e inútiles, para dejarles en evidencia.

Luego están las clases magistrales de Liberto. Bueno, bien, un poco de urbanidad nunca está de más. Pero aprender cómo se debe saludar al rey o al Papa (que será necesario, no digo que no) ¿no sería mejor dejarlo para el último curso? Qué tal si empezamos por enseñarles a expresarse correctamente, a evitar las coletillas ("o sea", "vale", "me entiendesssss") que sean conscientes de ellas, a no hablar siempre como si estuvieran con los colegas, a respetar a los demás, a guardar las formas.... Es que, qué queréis que os diga, enseñarles a hacer reverencias me parece que es empezar la casa por el tejado.

También han tenido una profesora de "Historia del Arte"... ¡hum!, fundamental. Aunque personalmente y dado el nivel del alumnado, me parecería más apropiada una de Lenguaje o de Conocimiento del Medio. Su intenso trabajo de formación con los chicos ha consistido en mostrarles media docena de cuadros famosos.


Y bueno...han ampliado un montón su vocabulario. La mejor manera de hacerlo, como todo el mundo sabe, es abrir un diccionario y aprender el significado de unas cuantas palabras raras. ¡Claro!, ¿donde van a encontrar más palabras que en un diccionario? Es más que seguro que la vida de Lucía, la futura abogada (¡socorro!) tomará un nuevo giro después de descubrir que majunche significa de calidad inferior. No es paa menos. ¡Señor señor!, ¡qué disparate! ¿Por qué no les han hablado del placer de la lectura? Una buena charla sobre literatura, por ejemplo, amena y divertida, puede conseguir despertar el interés por los libros. No sé, pienso que podrían haber aprovechado el tiempo de tantas formas....

Al final, las nociones de  cultura general se han quedado en agua de borrajas. Las lecciones consistían en mostrarles unas cuantas fotos de gente conocida e intentar que se quedasen con sus caras y sus nombres. Y en unas pocas preguntas a salto de mata del calado de "dónde vive el papa" (¡y dale con el papa!) o "quien escribió el Quijote". Y otras con peor idea, pensadas para ponerles en ridículo, del estilo de las que hacen a las misses en los concursos de belleza.

Minué, un baile del siglo catapum.


Qué más han aprendido? Ah, sí, a bailar el vals y el fox trot, vaya ser que un día de estos les inviten al baile de la rosa en Mónaco. Y a moverse por la milla de oro, sabiendo como sujetar las bolsas y pisando firme.

Total, que no han aprendido nada, porque nada les han enseñado. Lo que más me apena es ver la simpleza de estos chicos, la sonrisa bobalicona con que aceptan las burlas de unos profesores que no merecen tal nombre, la docilidad con que se someten a sus ridículos exámenes.... Los pobres estaban felices, convencidos de haber dado un paso gigantesco en sus vidas. Y se les veía emocionados de verdad, convencidos de que entrarán a formar parte del círculo de la Lomana, que es tan tan tan buena, tan sencilla y cercana...que hasta es capaz de visitar un mercadillo mezclándose con la plebe. Que dice Jordi que eso demuestra de manera definitiva la persona tan excelente y humilde que es.

En fin, lamentable. Un programa absurdo para lucimiento de la reina del botox y el pijerío, a costa de unos chavales a los que se les ve buena gente y que no se merecían esto. Aunque no es pena exactamente lo que siento por ellos. En realidad, no encuentro excusa para tanta ignorancia y tanto papanatismo. Son chicos normales (gesto de comillas exageradas, "", al estilo Trapote), con familias normales, que han podido estudiar, que seguramente tienen acceso a internet.... No me explico como es posible que vayas por la vida sin que nada te cale, sin captar ningún tipo de información del exterior, sin sentir ni la más mínima inquietud por nada de lo que ocurre a tu alrededor. La realidad es que no son más tontos porque no entrenan. Que triste.
Cuando se sabe ganadora AZAHARA echa mano de sus tetas, dejandonos claro donde va a ir el dinero o parte de él. NOTICIA TRAIDA POR LIBRE.REBELDE; gracias niña, a mi se me habría pasado seguro.

NACHOELMONTES se apropia de la coronación que según JORDI deberia haber realizado LA LOMANA, ella, "la más pija" se queda enmedio de la imagen, mirando el descarado robo de gloria.
Y por fin, fin.


Escrito por Maltissa, fotos por acrata.

martes, 14 de septiembre de 2010

EVASIÓN EN LAS GRANJAS.



LUJAN ARGÜELLES en un marco rustico.

Las chicas se han ido. Las granjas se quedan tristes y solas. Y los granjeros en su mayoría, igual o peor de lo que estaban antes.

 
Ahora que esto está a punto de acabar es cuando más real me parece. Me da igual parecer ingenua, ya sé que gran parte del programa es un circo y que las intenciones de unos y otras al prestarse al juego son como poco dudosas. Pero no me importa, porque una vez puesta en marcha la función las cosas que viven son reales.  Donde hay personas hay sentimientos, del tipo que sean, y yo me los creo.

Creo en la tristeza de Amara cuando Pedro le promete amistad únicamente. Ella lo define perfectamente "me ha dolido, así que debe ser que me gusta".  Y me gustó Pedro, con su peculiar manera de ver el mundo y a las mujeres, porque, a su modo fue cariñoso y tierno en la despedida.  No me resulta difícil creer que se ha encariñado con esas dos chicas que le han regañado y se han metido con él y con todo lo que hace,  pero que le han llenado la casa y le han hecho compañía. La nostalgia seguramente es lo que le hace decir  que tal vez pudiera surgir algo con Amara, aunque pienso que se le pasará pronto. Me gustaría pensar que seguirá en contacto con ellas y que podrán llegar a ser grandes amigos.


También creo en el enamoramiento de Antonio, más conocido como el cansino. El pobre no ve más allá de su amada, está dispuesto a cualquier cosa con tal de conseguirla y no se da cuenta de que lo está haciendo rematadamente mal. El  desengaño será terrible. Cristina le sigue la corriente, le dice que sí a todo e insiste en que ella también siente algo. Pero por alguna razón no soy capaz de creerla. Su boca dice una cosa pero el resto de su cuerpo dice otra completamente distinta. 


Se la ve incómoda, envarada, como si tuviera ganas de salir corriendo. Había más pasión en aquel morreo que se dieron el primer día que en todos los demás momentos que han compartido. Aquel día no se cortó nada, seguramente porque se iba y no contaba con volver. Puso toda la carne en el asador para que todos vieran que ella debía haber sido la elegida. Ahora lo veo como un gesto un poco enrabietado, como diciendo "me voy, pero mirad lo que soy capaz de hacer antes".  Ahora sin embargo, mantiene las distancias y se hace la estrecha. Yo creo que no contaba con que volvería a verle y no tiene ni idea de como saldrá de ésta.

Me conmueve el desconcierto de Priscilio, lo perdido que se le ve. Pienso que esta experiencia ha resultado muy liosa para él, no sé si sacará algo en claro.  Es un buen chico y la convivencia a su lado podría estar bien. Si Silvia está dispuesta, él intentará hacerla feliz. Porque es lo que quiere, no para de decirlo. Quiere enamorarse, quiere querer, quiere complacer a su madre. Quiere hacer lo correcto pero mi impresión es que no está siendo sincero consigo mismo. Se le ve demasiado contenido, demasiado correcto y melancólico. Y Silvia no es la mujer apropiada para sacarle de su ensimismamiento.

También encontré sinceras las reacciones de Alba y Marta. Las dos se han dado cuenta de cómo es el verdadero Sergio. Alba es joven e impulsiva y decide largarse sin esperar un segundo más, convencida de que no tiene por qué aguantar sus malos modos. Hace la maleta y se va  sin volver la vista atrás. Sin embargo Marta intenta ser más comprensiva. Seguramente piensa que la juventud de Sergio es la causa de su comportamiento y desde sus treinta años ve posible que él madure y que corrija ese carácter. Es una chica positiva que intenta valorar lo bueno que ha visto en él y en su modo de vida. Sergio tiene mucho que cambiar y me parece que poco favor se ha hecho a sí mismo participando en este programa.

Pero sin duda el que va a salir peor parado de esto es Ramón. Este no ha dejado lugar a la duda, es un indeseable. Si en el pasado ligaba poco a ver como se las arregla para ligar a partir de ahora. Mónica tal vez le criticaba demasiado y pretendía que cambiase, pero a Cheli siempre la he visto más que dispuesta hacia él. Vamos, que no me parece una mujer muy exigente. Si él se hubiera esmerado siquiera un poco, si hubiera mostrado un mínimo de consideración y de modales, creo que ella se hubiera dado por satisfecha. Pero es que a Ramón no se le adivina nada bueno, no hay nada positivo que decir de él. Pues nada, que se quede solo, con sus caballos y toda su petulancia. En la vida se volverá a ver en otra igual.

Y bueno, el único que no me inspira ningún sentimiento, ni bueno ni malo, es Julián. A este sí que no me lo creo. Cuando habla parece que está leyendo un guión. Es muy frío, muy inexpresivo y no me transmite nada. Y me pasa lo mismo con Silvia. Tengo la sensación de que han estado interpretando una obra de teatro. Enredos, drama, final feliz, telón. Y a otra cosa.

Espero con ganas el desenlace. Una vez liberados del yugo de la convivencia supongo que se sentirán más libres para decirse claramente lo que piensan. Espero que la cosa no acabe demasiado mal. Yo también les he cogido cariño a estos gárrulos, qué se le va a hacer.











Escrito por Maltissa, fotos por acrata.

viernes, 10 de septiembre de 2010

LAS JOYAS DE LA CORONA desembocan en RESISTIRÉ, ¿VALE?


(TANIA LLASERA ¿pillada?, la censuro un poco por si es verdad que se sintió tan mal.)


              ¡Bueno!, ¡bueno!, ¡bueno!, para mi TATI, ¡qué guapa!, estuvo bien, normal, sin exagerar, pero no es lo mismo entrar unos días al programa de invitada, por subir audiencia, que entrar a encerrarte en una casa por tiempo indefinido y competir por ganar, JORDI GONZALEZ la comparó con un mechero un momento antes de hacerla caer por el agujero ese que se abre bajo los pies de los pobres “experimentos”.


              Me reí con ella como me reía en GH pero nada del programa me da para comentar mucho, o será mi estado de ánimo, todo influye, además anoche lo comentamos casi todo (“jejeje”).
(Primera aparición en "platón" sin aplausos de recibimiento, ¡en fin!)

    
              Se fue LARA como estaba anunciado a bombo y platillo por la red, se vio durante toda LA GALA el caminito que le estaban tendiendo, y sobre todo me dio vergüenza ajena la actitud de los profesores a la hora de dirigirse a ella, pareciera que ha sido la alumna la que ha traspasado los modales a los profesores, tan pagados de si mismos, al menos les crispo a todos, ¡bien por LARA!


              Lo que no pasó de largo fue la enfermedad anunciada por LUCIA, que vale se le nota una carencia, falta de intereses, falta de curiosidad, pero que no se podría diagnosticar como enfermedad, quizás algo genético (glups).


(primer intento para ver la cicatriz, LIBRE.REBELDE, ¡por ti!)
               

         Puesto en “san google”, sin mucho investigar puedes llegar a leer que la mayoría intuye que ha sido algo del corazón por la cicatriz que se le puede ver en su pecho, otras voces, escritas, cuentan que ayer en ANA ROSA hablaron sobre una enfermedad de huesos, quien lo sepa, si quiere, que lo diga.


               
(Segundo intento, un BESOTE niñaaaaa, poco he podido traer.)


          En RESISTIRÉ pudimos ver, además de la teta de TANIA LLASERA a TATIANA MALYSHKINA, allí quisieron hacernos creer que venia directamente del platóns de LAS JOYAS DE LA CORONA (hasta el mismo vestido le hicieron ponerse), no hay derecho a que algo que se ve tan descarado como el diferido del programa, luego en directo, o eso dicen, quieran tomarnos por tontos.

(Mismo vestido, pero aunque no tengo el detalle, distintos zapatos, que vale, ¿VALE?, pero las uñas me parece que también cambian de color.)

va-riendo va-riendo

va-riendo va-riendo